Tasa de Rebote: Cómo impacta en tu sitio web

¿Es buena o mala una tasa de rebote alta? A veces lo es, a veces no lo es. Aquí te explicamos por qué es importante saber si es buena o mala, qué es una tasa de rebote y, sobre todo, cómo evitar el error al mirar esta métrica, ya que por sí sola es traicionera.

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote es una métrica que señala cuántos usuarios entran y salen de una página web sin realizar ninguna acción.

Imagina que 200 usuarios entran a tu página web, y 50 de ellos se van sin hacer clic en algún enlace de tu página. Estos 50 usuarios son los que entran en la métrica de la tasa de rebote a la hora de calcularla porque no llevaron a cabo ninguna acción.

En cambio, los otros 150 usuarios que si interactuaron con algún enlace no serán tomados en cuenta para saber cuál es la tasa de rebote.

¿Cómo se calcula la tasa de rebote?

Para calcular la tasa de rebote dividimos el “total de visitas que no interactuaron en la página web” por el “total de visitas obtenidas de esa página web”, luego el resultado se multiplica por “100%”. Quedando el total en porcentaje.

 Tasa de Rebote=Total de visitas que no interactuaron > Total de visitas obtenidas x 100

Usando los datos del ejemplo anterior sería:

Tasa de Rebote=50200 x 100=25%

Los 50 usuarios que no interactuaron representan el 25% de la tasa de rebote.

Con esta fórmula puedes calcular la tasa de rebote. Aunque en Google Analytics ya hay un apartado donde lo puedes ver de forma automática.

¿Cuál es el porcentaje de rebote aceptable?

Por regla general, un porcentaje de rebote bueno está entre 26-40%. El porcentaje promedio está entre 41%-55%. Y por debajo del promedio está entre 56%-70%. 

Aun así, no es bueno fiarse de esas métricas porque estas dependen de la temática de tu página web. A veces una tasa de rebote alta no es mala, porque la calidad de esta depende también de la retención del usuario.

Por otro lado, la revista Merca2.0 propone que según sea la temática de la página, esta puede ser baja o alta:

  • Páginas retail: 20% a 40%
  • Landing pages simples: 70% a 90% 
  • Grandes páginas como Yahoo: 10% a 30%
  • Páginas informativas: 10% a 30%
  • Páginas de contenido con mucho tráfico irrelevante: 40% a 60%
  • Páginas tipo lead generation: 30% a 50%

¿Cómo sabemos si es buena? Para saberlo, veamos:

¿En qué situación un rebote puede ser malo o bueno?

La tasa de rebote no en todas las situaciones es mala, para entenderlo mejor, imagina que tenemos al visitante 1 y al visitante 2.

Visitante 1: Llega a tu página, se queda leyendo tu contenido por 30 segundos y después se va. (Ya sea que regresa a la página anterior o cierra la ventana, pero se va).

Visitante 2: Llega a tu página, se queda leyendo tu contenido por 5 minutos, más tiempo que el visitante 1, y luego se va sin hacer algún clic.

Ambos por definición “rebotaron”. Pero el visitante 1 encontró algo útil y el visitante 2 no.

En el caso del visitante 2 es bueno porque el tiempo de permanencia es alto, y esa métrica ayuda a saber si la tasa de rebote es buena o mala. 

Profundicemos más sobre:

El Tiempo de permanencia

Es una métrica que mide la duración de la visita, y esta tiene una relación positiva con el engagement del usuario; conexión emocional.

Cuando juntamos la tasa de rebote con el tiempo de permanencia nos da un indicador más fiable del engagement del usuario sobre una página web en específica.

Leamos esta aclaración de “Duane Forrester – Public Outreach, de Bing” para entenderlo mejor:

“Aunque hayas puesto todo tu esfuerzo y amor en crear el contenido de una página web, la calidad está en el ojo del visitante. Tiempos bajos de permanencia en la página pueden indicar que no estás captando el interés del usuario”. 

Por esta razón debemos prestar mucha atención tanto a la “tasa de rebote” como a “el tiempo de permanencia” para saber qué tan buena o mala puede ser la tasa de rebote.

Verás, una tasa de rebote alta con poco tiempo de permanencia nos señala que: no estamos dando a los usuarios lo que quieren.

En cambio, una tasa de rebote alta con un largo tiempo de permanencia nos señala que: respondemos de forma positiva a lo que los usuarios quieren.

Pogo Sticking: Gran efecto negativo para el SEO

Cuando no cumplimos con lo que el usuario busca, intención de búsqueda, sucede el efecto “Pogo Sticking”.

Pogo Sticking es cuando el usuario no encuentra lo que quiere en tu página, y le toca regresar a la página de resultados para encontrar lo que busca.

Imagina que tú buscas “¿cómo elegir una computadora rápida?”, te aparecen 10 resultados y entras al primero. Si en el primer resultado no encuentras lo que buscas te tocará ir al segundo para encontrar lo que quieres: computadoras rápidas. 

Si el segundo resultado te resuelve la intención de búsqueda, Google verá que el segundo resultado resuelve mejor la intención. Lo que es punto negativo para el primero y punto positivo para el segundo.

Por eso enfocarse en la intención de búsqueda es lo más importante a la hora de crear contenidos. Así evitarás que los usuarios se vayan de tu página hacia la de tu competencia. Ya que un usuario que no encuentra lo que quiere se ve en la necesidad de irse a otro lado a encontrarlo.

Incluso, el Pogo Sticking también pasa cuando al usuario se le hace difícil disfrutar la información, ya sea porque la información es muy abstracta, difícil de entender, o no se mira bien la página en los dispositivos móviles.

Conclusión y consejos para evitar problemas

Una tasa de rebote alta es buena para el posicionamiento si el tiempo de permanencia es alto. Los dos siempre tienen que mirarse juntos. 

Algunos consejos para mejorar los resultados y el SEO de tu web:

Crea contenidos útiles y resuelve la intención de búsqueda

Crea contenido de calidad, identifica cuál es la intención búsqueda de la palabra clave de la página web que quieres posicionar, de este modo siempre acertarás con lo que busca Google: ofrecer a los usuarios lo que quieren. 

Asegúrate de tener un buen redactor que sepa escribir bien, que sepa hacer lo abstracto entendible, que sepa resolver la intención del usuario, que sepa optimizar los contenidos para posicionar a la mayor cantidad de palabras clave posible. 

Qué cargue rápido

A todos nos gustan las cosas rápidas y por eso Google desde hace tiempo ha exigido que las páginas web carguen rápido, esto nos ayuda a posicionarnos mejor y, a la misma vez, nos permite evitar la pérdida de usuarios. 

El mismo Google dice que un sitio web rápido es un requisito para posicionarse mejor  y, asimismo, evitar que un 24% de los usuarios se marchen.

Que la página web se responsiva

¿Qué será de la página web si el contenido se ve fatal? Será negativo. El contenido se mira en muchos dispositivos: computadoras, tablet y teléfonos móviles. Cada uno tiene un tamaño de pantalla diferente. Por lo cual, algo que se puede ver bien en computadora, puede que no se vea bien en teléfono. Asegúrate que el contenido funcione bien en estos 3 dispositivos para que Google no les reste puntos a tus sitios web.

Esperamos te haya servido toda esta información. ¡Un abrazo fuerte del equipo de KatRank y que pases un buen día! 😉

Dejar Comentario

Artículos Recientes

Sobre Nosotros

En KatRank nos enfocamos en llevar a nuestros clientes a los primeros lugares de Google usando estrategias avanzadas de Google Ads y SEO en México.

Artículos Recientes

“SER DE LOS PRIMEROS CUESTA, PERO CUESTA MÁS NO SER DE LOS PRIMEROS.”

Deja de Perder Clientes. Ponte en contacto con nosotros ahora mismo.

Nosotros te podemos ayudar

Necesitas aparecer primero

En KatRank nos especializamos en impulsar e incrementar la visibilidad online de nuestros clientes usando estrategias avanzadas de SEO en México.

Somos una agencia de search marketing con más de una decada de experiencia trabajando en proyectos exitosos en muchas ciudades de México, Estados Unidos y Canadá. Nuestro equipo de expertos en marketing tiene la reputación de implementar estrategias inteligentes de SEO y PPC (Google Adwords/Ads) que dan resultados positivos.